jueves, 26 de febrero de 2009

El día que muera un poeta.


El día que muera un poeta
yo sé que tu no lo vas a llorar,
no tienes ningún sentimiento,

corazón de piedra, piel de metal.

Lo han de llorar las estrellas ,

el sol y la luna eclipsarán,
y un manto de nubes espesas
tanta pena querrán ocultar.


En bosques, montes y praderas,

plantas y flores marchitarán,
el arroyo será cual torrente,

y las aves dejarán de trinar.

El Mar su oleaje y la playa

en el viento su lamento pondrán,
la noche y su loca bohemia
al poeta tambien llorará.


Sí !!. Podrán morir los poetas,
más las poesias jamás morirán,
mientras haya un Alma que espere

sentimientos de amor y verdad.

El día que muera el poeta
solamente no han de llorar,
los que tiene corazón de piedra,
piel de metal.



Todos creen que llorar es malo,
yo creo que no.
Las lágrimas lavan las heridas,
te renuevan por dentro y riegan tu vida.

Yo siempre observé que el Mar se retira de su orilla,
pero luego vuelve a crecer,







6 comentarios:

Angeles dijo...

Los poetas no mueren, a veces callan un tiempo, necesitan su momento quizás para llorar..
Besos.

Alma dijo...

En mi casa nunca han leido ni un poema mío, es una realidad, yo he llegado a la conclusión que los leerán despues de que yo muera.


Soy muy llorona, pero tengo una capacidad inmensa para reir, creo que soy muy sensible.

Yuria dijo...

Hola Alma.
Me haces pensar en la sensibilidad de las personas, qué distinta entre unas personas y otras. y, quizás no haya poetas declarados y lo son. Pero los poetas, los grandes poetas, tales como Neruda, por citar uno de mi garantía, qué sensibilidad tan rica ...

Abrazos, muchos abrazos, Alma. te los debía.

M@R dijo...

sin palabras,,,
simplemente GRACIAS,,,

ABRAZOS,,,TQM,,,DTB,,,

Angeles dijo...

Alma: a la dercha en mi blog hay un premio que me gustaria que te lleves, para que lo tengas escondido si quieres, es para ti por tus "palabras como rosas"
Con mucho amor hacia ti y lo que escribes.
Besos.

hermano francisco s. dijo...

para ser poeta no hace falta rimar las palabras sino dejar que el alma enamorada cante al amor. Luego cada palabra enamorada sera poesia, mas alla de que rime o no rime, por eso mientras haya un alma enamorada siempre habra poesia.