sábado, 23 de marzo de 2013

Alma mia.




Alma mia
te busco en cada instante de mi vida
en todo cuanto hago,
en todo cuanto siento,
en mi más escondido pensamiento.

Déjate ya encontrar,
no permitas que me pierda más de ti,
ven a mi emcuentro,
aproxímate a mi, no estés tan lejos
que mis pesadas alas
apenas pueden emprender el vuelo.

 -Luz -




Alma mía
de todo lo qué siento...
estás en mi,
en cada encuentro.
Siento tus alas uniendo
espíritu y cuerpo,
no son pesadas,
ellas rompen la lejanía
de lo encarnado,
con sueños de volver
a lo nó imaginado.
Alma mía
disciplina de cuanto hago
invisible al ojo humano,
tus caricias son
el verdadero amor,
en mí,
no humano.
Alma mía
sueño de un Dios 

creador,
ya creado.

  - Alma -






2 comentarios:

Alma dijo...

mvda

Luciano Gil dijo...

Los sentires profundos del Alma nos transportan a alturas donde todo se contempla con otro color... allí no se está sujeto a las ataduras que experimentamos en este plano, y conocemos que el amor no se puede llamar así si no se vive desde el desapego de la forma, amando sin renta, amando la esencia, amando al amor, siendo amor...
ñ